Al revisar la historia de la Acupuntura, vemos que durante los años se han publicado aproximadamente 10.000 artículos científicos demostrando la eficacia de la Acupuntura como tratamiento regulador del Sistema Nervioso Central. Tanto la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) como el Instituto Nacional para la Salud (N.I.H) de Estados Unidos, desde 1997 reconocen la eficacia de la Acupuntura para múltiples enfermedades.

Todos los organismos vivos tienen la capacidad de mantener sus condiciones internas estables y compensan automáticamente los cambios que puedan ocurrir, usando energía y materia; esto se llama Homeostasis.

La Acupuntura consiste en estimular, con una aguja, puntos especiales, llamados acupuntos, que tienen terminaciones nerviosas que al ser estimuladas, envían impulsos al Sistema Nervioso y provocan respuestas variables a nivel nervioso, endocrino e inmunes de tipo homeostático.

Los acupuntos están localizados entre 2 a 3 mm debajo de la piel y están constituidos por múltiples terminaciones nerviosas, un grupo de pequeñas arterias y venas, además de fibras de colágeno y elastina.

¿Cómo funciona la acupuntura?

Realizando un breve resumen de las diferentes pruebas científicas que se han desarrollado sobre la acupuntura a lo largo de los años, podemos decir que la acupuntura actúa sobre tres facetas del organismo. A continuación se expone cada forma de actuación y su explicación científica:

1º_ Buscando una respuesta nerviosa al activar nervios sensitivos que van a provocar una respuesta somática motora o de tipo humoral, a través del sistema nervioso autónomo.

La neuromodulación es la capacidad que tiene el Sistema Nervioso de regular su propia actividad y la de todo el organismo a través de conexiones o reflejos nerviosos  y/o neuro-humorales.

Se ha demostrado que la Acupuntura actúa como neuromodulador y promueve cambios neurológicos, de tipo inmune y de tipo hormonal, promoviendo buenos resultados en tratamientos de enfermedades del Sistema Nervioso, así como también en el tratamiento de enfermedades de diversos órganos y sistemas del cuerpo.

2º_ Actuando en el Sistema Endocrino, ya que a través del eje Tálamo-Hipotálamo-Hipofisario estimulan la secreción de hormonas hipofisarias, las cuales controlan las secreciones de las diversas glándulas endocrinas.

Las terminaciones nerviosas reciben los estímulos, los transmiten por nervios subyacentes a la medula y de allí el impulso nervioso asciende a centros superiores del Sistema Nervioso Central.

En la base del cerebro está el Tálamo, el Hipotálamo y la Hipófisis, los cuales están interconectados, y es en esta última donde se producen las hormonas que van a controlar a todas las glándulas endocrinas.

 

3º_ Al estimular puntos determinados, se modula la biofrecuencia de los tejidos asociados.  

La enfermedad es una disfunción (algo que no funciona normalmente) que hace que el tejido de un órgano o sistema oscile electromagnéticamente por encima o por debajo de los límites de su banda de frecuencia normal.

Se ha demostrado que los puntos de acupuntura tienen un electro magnetismo que siempre está en un rango de frecuencia que se mueve dentro de una banda determinada, y se ha descubierto que los diversos tejidos del cuerpo también oscilan en la misma banda de biofrecuencia electromagnética que sus puntos asociados. Ejemplo: puntos de pulmón y tejido pulmonar.

¿Quién debe practicar la Acupuntura?

En la actualidad la acupuntura es una modalidad terapéutica que debe ser practicada y dirigida por un Médico Acupuntor con conocimientos precisos de la Anatomía; también debe conocer la patología endocrina, metabólica, digestiva, genitourinaria, neurológica, vascular, trastornos autoinmunes, psicológicos etc., así como también, debe conocer los puntos adecuados para modular de una u otra forma, el mal funcionamiento de un sistema u órgano enfermo.

 

RODRIGO ALFARO GARANTÓN

Col. Med. 282862783

Equipo Facultativo

Centro Médico Madrid2