Contracturas, dolores de cabeza, de omóplatos, glúteos, cuerpo dolorido, nudos…

Contracturas, músculos involucrados

La contractura muscular sucede cuando el músculo contrae de manera incorrecta y no retorna a su estado normal de relajamiento. Las contracturas pueden ocurrir en diversas regiones del cuerpo, por ejemplo: pierna, cuello y cervical, y es más común que ocurra después de practicar un ejercicio muy intenso, una noche de dormir mal, mucha tensión en el cuerpo debida a preocupaciones o estrés frecuente.

Relatos de nuestros pacientes en Centro Médico Madrid2,  sufren de rigidez  muscular por  sedentarismo, muchas horas de trabajo, madres con niños pequeños, muchas horas en el ordenador o  estrés por innumerables motivospero también debido a cuestiones emocionales o complicaciones viscerales.

La contractura o la tensión muscular se produce por una contracción continuada e involuntaria del músculo envolviendo sus fibras musculares y toda su fisiología. La región afectada puede estar inflamada “voluminosa”, con mucho dolor, lo que impedirá la correcta movilidad. Este estado de disconfort,  limita al paciente para realizar los movimientos normales.

Cuando los fisioterapeutas hacen la evaluación de una contractura de un paciente lo hacen  a través de la palpación de la zona afectada, notando esta rigidez muscular, y al mismo tiempo haciendo comparaciones en ambos lados del cuerpo, test fisioterapéuticos para cada patología y si puede  realizar algunos movimientos y observar la angulación del movimiento, notando así  la musculatura involucrada. Este tipo de lesión muscular es muy común en quien pasa mucho tiempo trabajando en oficinas en la misma posición por un tiempo prolongado y porque una  gran mayoría no practica ninguna actividad física.

 

Tipos de contracciones musculares:

Fatiga muscular:

cansancio de uno o varios músculos por la excesiva e intensa actividad física sin periodos de recuperación. Muy frecuente en los grupos musculares de muslos y piernas.

Contractura muscular:

tensión muscular mantenida e involuntaria de algunos músculos. El motivo más común de una tensión es la sobreutilización de un grupo muscular determinado y la ausencia de la necesaria recuperación que se produce de forma espontánea e inconsciente.

Calambre:

contracción involuntaria del músculo que sucede varias veces caracterizado por la ausencia de O2 en la sangre; por una reducción de sales en el músculo; o por aglomeración de gases desecho, como: ácido láctico y dióxido de carbono, etc.

Desgarro:

es una rotura muscular, correlacionada con el tamaño de la rotura y con el músculo.

 

En nuestro cuerpo, tenemos más de 650 músculos y todos realizan la contracción con acción de aumentar la fuerza muscular que es ejercida.

 

Consejos para evitar las contracturas musculares:

  • Dormir con una almohada abajo o sin almohada si la persona tiene costumbre de dormir boca arriba o de lado.
  • Evitar el estrés y preocupaciones, intentar relajar siempre que sea posible.
  • Corregir la postura y andar o sentarse siempre con la espalda y la columna recta.
  • Evitar movimientos muy rápidos o esfuerzos físicos exagerados.
  • No cruzar las piernas mientras esté sentado por un largo tiempo.
  • Si trabaja en una oficina por mucho tiempo sentado, pare y haga un estiramiento 2 veces durante el horario de trabajo, preferiblemente 1 vez por la mañana y otra por la tarde.

El sedentarismo también contribuye para el surgimiento de las contracturas musculares y por eso recomiendo que practique alguna actividad física como:

  • Reeducación Postural Global (RPG)
  • Pilates
  • Stretching, etc

 

Síntomas de contractura muscular:

Los síntomas más comunes que indican la presencia de una contractura muscular son:

  • Dificultad al mover la articulación o miembro cerca de músculo inflamado “dolorido”.
  • Presente en una parte del músculo la más rígida y dolorida, formando una “pelotita” en esta región.
  • Dolor y malestar de cuello, cervical, piernas, espaldas, gemelos y glúteos.
  • Dificultad en estirar el músculo afectado.

 

Posibles componentes emocionales en las contracturas:

Las contracturas no son solamente una cuestión física, también pueden tener componentes emocionales que se relacionan con:

  • Cervicales: mucha responsabilidad
  • Dorsales: miedo
  • Lumbares: frustraciones
  • Trapézios: incapacidad y frustación
  • Rumboides: rabia

 

Debemos prestar mucha atención a las contracturas para no vaya más allá.

Contracturas: relación con emociones.

 

Los órganos involucrados:

Las tensiones están correlacionadas con las emociones y pueden tener relación por la inflamación de los órganos listados abajo:

 

  • Estómago: parte central superior del lado izquierdo y el trapecio izquierdo.
  • Corazón: cervicales.
  • Hígado y vesícula: parte central superior del lado derecho y trapecio derecho.
  • Riñones: parte superior de las lumbares.
  • Pulmones: trapecio izquierdo.

Contracturas: órganos relacionados

 

Tratamiento de una contractura muscular con el fisioterapeuta y en el domicilio:

En el Centro Médico Madrid2 , el fisioterapeuta está habilitado para tratarte e informarte de cómo será el procedimiento, qué partes de las musculaturas están involucradas, cuál será el próximo paso de la terapia y cómo seguir el tratamiento en casa.

Uno de los tratamientos:

  • Masajear suavemente la región tensionada y hacer movimientos como ha enseñado el fisioterapeuta después de la evaluación.
  • Hacer estiramientos dados por el fisioterapeuta en la sesión. No todos los estiramientos son adecuados para todas personas, como no todos medicamentos son indicados para todas las personas.

Es importante estirar y ejercitar el músculo afectado, pues los estiramientos pueden causar algunas molestias inicialmente y posteriormente van a ayudar a aliviar la tensión en la región de la contractura ayudando a relajar el músculo.

  • Una bolsa de agua tibiao almohada térmica en la región dolorida, de 15 a 20 minutos, de 2 a 3 veces por día.
  • Ducharse en el agua tibia (más para caliente), dejando caer en la región del dolor.


Imagen contractura cervicalImagen contractura cervical y lumbar

 

 

 

 

 

 

 

En el Centro Médico Madrid2, acompaño todo el tratamiento, paso ejercicios de forma personalizada e individual, informo de forma clara como será todo el tratamiento y estoy abierto a solucionar cualquier duda.

 

Apoyo del tratamiento a través de la alimentación:

Gracias a algunos alimentos que favorecen  la desinflamación:

  • Semientes de Chia
  • Brócolis
  • Zumos naturales de fruta y hortalizas (zanahoria, apio, etc.)
  • Jengibre
  • Piña
  • Pimienta roja
  • Nueces
  • Té verde e infusiones
  • Papaya

 

Carlos Eduardo Lopes de Melo.

Fisioterapeuta – nº 10.072
Experto Reeducación Postural Global
Monitor de Pilates
Postgrado Salud de la Familia

Equipo de Centro Médico Madrid2.

Centro Comercial La Vaguada.